1  2 



Al servicio de las nubes

Cinco campanas

Del principio y el fin.

Miradas

País de mi calavera

Rostro Original




- CIENCIAS SOCIALES - EDUCACIÓN
- HUMANITAS - ARTES Y LETRAS
- BIBLIOTECA FURT - ARCHIVO ALBERDI
- CIENCIA Y TECNOLOGÍA - CUADERNOS DE CÁTEDRA
- HISTORIA(S) - FOTOGRAFÍA CONTEMPORÁNEA
- SERIE TYCHÉ - LETRAS





comprar
Antjie Krog
Traducción: Silvia Jawerbaum y Julieta Barba

562 pp.
1ra.edición, 2016
978-987-4027-20-7
PVP $286

País de mi calavera
La culpa, el dolor y los límites del perdón en la nueva Sudáfrica


“En una intensa crónica personal de la experiencia vivida durante el proceso de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, Antjie Krog entreteje ficción y no ficción, prosa y poesía, con el propósito de captar la complejidad de un período decisivo en la historia de Sudáfrica. Al indagar las secuelas del apartheid, la autora plantea valiosos interrogantes acerca de cómo expiar o remediar los crímenes de proporciones históricas cometidos durante el régimen; cómo perdonar y seguir adelante cuando, no sin justa razón, la indignación se apodera de los corazones”

J. M. Coetzee



 Cuando Nelson Mandela vio la libertad en 1990, tras 27 años de prisión, Sudáfrica cambió para siempre. Él, que simbolizaba la lucha contra el apartheid, la falta de libertad de todos los habitantes negros de Sudáfrica, creó la Comisión de la Verdad y la Reconciliación para sanar las heridas, facilitar la transición democrática, reconstruir la verdad y permitir a las víctimas expresar sus angustias y sentimientos. Antjie Krog fue periodista de la Comisión, escuchó los testimonios desgarradores y sufrió.

En País de mi calavera, vivimos el dolor, la culpa, el enojo. Secuestros, violaciones sexuales, asesinatos, torturas, desapariciones. Estamos con las víctimas y los victimarios en un mismo recinto. Escuchamos sus confesiones: testimonios traumáticos, vívidos. Reconstruimos los hechos. Pero también vivimos la reconciliación y la capacidad humana para perdonar. Krog nos abre la puerta para entender Sudáfrica, pero también para entender lo más inhumano del ser humano. Refleja a la perfección la complejidad de los crímenes, las voces y el dolor de un país que sufrió por culpa del odio, del miedo y del racismo, y encontró en el perdón y la reconciliación el camino.


Antjie Krog (1952), poeta, filósofa, periodista, profesora y editora sudafricana. Publicó su primer poemario, Dogter van Jefta, a los 17 años. Dos años después, Januarie-suite, y más tarde, otros ocho poemarios en afrikáans y uno en inglés. Traducida a varios idiomas, ha recibido, entre otros, el premio de la Fundación Cultural de Hiroshima (2000) y el del Instituto de Traductores Sudafricanos (2003). Durante los años ochenta, se manifestó activamente en el movimiento antiapartheid. Fue editora en el diario independiente Die Suid-Afrikaan y después pasó a trabajar en la radio South African Broadcasting Corporation. En 1998, publicó Country of my Skull (País de mi calavera), una crónica personal que recoge su experiencia como periodista de la Comisión de la verdad y la reconciliación, organismo oficial creado por el Gobierno de Sudáfrica.